¿Es verdad que los perros presienten la muerte?

Los perros son el animal de compañía preferido por los españoles. Concretamente, en España conviven con nosotros 9,3 millones de peludos que nos acompañan en nuestras rutinas diarias y que forman parte de nuestras familias, según cifras de la Asociación Nacional de Fabricantes de Alimentos para Animales de Compañía.

Sus cualidades como mascota benefician a las personas, lo vienen demostrando numerosos estudios en los últimos años: nos aportan compañía, nos ayudan a mantener rutinas cuando nos hacemos mayores, nos dan seguridad… En resumen, los perros nos aportan.

De hecho, no solo a nivel individual, en sociedad, los canes se han convertido en una pieza fundamental en muchos contextos: ayudan en las labores de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, son grandes profesionales en el ámbito de la ganadería y, cada vez más, los perros se están convirtiendo en nuestros «médicos», siendo capaces de alertarnos de subidas de azúcar o de identificar cuándo una persona tiene determinados virus (como ocurrió con el coronavirus).

Las capacidades de los perros son fascinantes y, en su mayoría, es gracias al muy desarrollado sentido del olfato con el que cuentan. Para entenderlo, una persona tiene unas cinco millones de células olfativas, mientras que los perros poseen cerca de 250 millones.


Su olfato va más allá del olor, habiendo estudios que afirman que es «su vista», es la forma que tienen de comunicarse y de conocer el mundo que les rodea, pudiendo identificar incluso emociones como el miedo o la ansiedad. Pero, ¿hasta qué punto llega este «superpoder»?

Existe la teoría que afirma que los perros son capaces de presentir hasta la muerte aunque, la realidad es que no se trata de un presentimiento, si no de una cuestión de olfato, ya que sí pueden olerla. ¿Cómo? A través de las hormonas, feromonas y necromonas que las personas segregan cuando vamos a morir.
Una niña paseando a su perro.

Estos olores son totalmente imperceptibles para los humanos pero no lo son para nuestros compañeros de cuatro patas, quienes pueden detectarlas y actuar en consecuencia (mostrándose más cariñosos de lo normal, o no queriendo separarse de nosotros, por ejemplo).

Es por este motivo que se suele decir que los perros pueden predecir la muerte, así como otros fenómenos como huracanes o terremotos, ya que ellos son capaces de oler los cambios en el ambiente mucho antes que nosotros nos demos cuenta de lo que va a ocurrir.


FUENTE: https://www.20minutos.es/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *